Registrarse

Así debes cuidar tu piel después de exponerte al sol

Colapsar
X
Colapsar
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Así debes cuidar tu piel después de exponerte al sol
    Deshidratación, quemaduras, manchas, arrugas o acné son algunas de las posibles consecuencias que acarrea la exposición al sol. Un combo de novedosos cosméticos, alimentación adecuada y pequeños trucos, te dejarán la piel como nueva. Los rayos de sol nos aportan un buen chute de energía, ayudan a sintetizar la vitamina D y reducen el estrés, pero en exceso pueden acarrear serias consecuencias. Del mismo modo que preparas tu piel con protectores solares seguros antes de tomar el sol, después de la exposición también debes prestarle mucha atención. Toma nota de todo lo que debes hacer.

    Hidrata continuamente

    La hidratación de la piel es clave para repararla y evitar que se pele. Para ello es importante usar siempre un buen aftersun durante los días de exposición solar y una buena crema (o aceite) hidratante el resto de las vacaciones. ¿Cuáles van bien? Las que contienen aloe vera, aceite de rosa mosqueta, urea, ácido hialurónico, coenzima Q10...

    Exfolia con cuidado

    El sol afecta a nuestra piel de la siguiente manera: la adelgaza, la irrita y la hace más sensible y seca. Así que la exfoliación inmediata tras la exposición solar solo aportaría más daño. Mejor deja que pasen un par de días y cuando notes que tu piel está totalmente recuperada exfolia, pero siempre por la noche y utilizando productos suaves que no la sensibilicen más. En cuanto a las duchas, utiliza un gel o un aceite limpiador que sin sulfatos. Extiéndelo con la mano (el roce de la esponja puede irritar más) y aclara con agua fresca.

    ¿La limpieza? Exhaustiva

    Al tradicional ritual de la ducha nada más subir de la playa o la piscina hay que añadir un paso fundamental: la limpieza de la piel del rostro, para eliminar restos de cremas solares, salitre y cloro. La mejor manera de hacerlo es con un agua micelar ya que, además de realizar una función calmante, ayuda a limpiar la piel de una forma suave.


  • #2
    Gracias por las recomendaciones, lo fundamental mr parece a mi usar protector solar, gorras
    Comentario

    • #3
      Originalmente publicado por Danila Ver Mensaje
      Deshidratación, quemaduras, manchas, arrugas o acné son algunas de las posibles consecuencias que acarrea la exposición al sol. Un combo de novedosos cosméticos, alimentación adecuada y pequeños trucos, te dejarán la piel como nueva. Los rayos de sol nos aportan un buen chute de energía, ayudan a sintetizar la vitamina D y reducen el estrés, pero en exceso pueden acarrear serias consecuencias. Del mismo modo que preparas tu piel con protectores solares seguros antes de tomar el sol, después de la exposición también debes prestarle mucha atención. Toma nota de todo lo que debes hacer.

      Hidrata continuamente

      La hidratación de la piel es clave para repararla y evitar que se pele. Para ello es importante usar siempre un buen aftersun durante los días de exposición solar y una buena crema (o aceite) hidratante el resto de las vacaciones. ¿Cuáles van bien? Las que contienen aloe vera, aceite de rosa mosqueta, urea, ácido hialurónico, coenzima Q10...

      Exfolia con cuidado

      El sol afecta a nuestra piel de la siguiente manera: la adelgaza, la irrita y la hace más sensible y seca. Así que la exfoliación inmediata tras la exposición solar solo aportaría más daño. Mejor deja que pasen un par de días y cuando notes que tu piel está totalmente recuperada exfolia, pero siempre por la noche y utilizando productos suaves que no la sensibilicen más. En cuanto a las duchas, utiliza un gel o un aceite limpiador que sin sulfatos. Extiéndelo con la mano (el roce de la esponja puede irritar más) y aclara con agua fresca.

      ¿La limpieza? Exhaustiva

      Al tradicional ritual de la ducha nada más subir de la playa o la piscina hay que añadir un paso fundamental: la limpieza de la piel del rostro, para eliminar restos de cremas solares, salitre y cloro. La mejor manera de hacerlo es con un agua micelar ya que, además de realizar una función calmante, ayuda a limpiar la piel de una forma suave.
      exacto, hidratar hidratar hidratar, la importancia despues de un tiempo largo en el sol es sumamente importante
      Comentario

      • #4
        super, hay que cuidarnos muucho la piel
        Comentario

        • #5
          Pues yo siempre trato de ponerme bloqueador, pero siempre lo olvido, asi que vea lo que vea, nada me funcionara hasta que sea cosntante
          Comentario

          • #6
            El limón es uno de los frutos más recomendados para los remedios caseros.

            El limón, una fruta comestible de sabor ácido y extremadamente fragante que es utilizado principalmente en la alimentación, también es muy útil para tratar
            las imperfecciones en la piel, tales como espinillas o manchas oscuras.

            Por ello, algunos expertos consideran que el limón es uno de los remedios caseros más recomendados para tratar las afecciones de la piel y mantenerla saludable. A continuación, algunas recomendaciones:

            - Jugo de limón para limpiar manchas oscuras:

            Para tratar estas manchas, los expertos en temas naturales recomiendan frotar el zumo de limón - no todos lo días- ya que su ácido cítrico exfolia, mientras que el ácido ascórbico (un tipo de vitamina C) inhibe la producción de melanina, la sustancia que da color la piel.
            - Para tratar las espinillas

            Aseguran que el jugo de limón podría actuar eliminando el acné, gracias a las propiedades antibacterianas y antifúngicas que este fruto contiene. Sin embargo, su manejo debe ser restringido, ya que también existe la posibilidad de que no haga efecto
            y termine provocando irritación de piel, ardor, sequedad y enrojecimiento, lo que haría necesario consultar inmediatamente con el médico.

            - Limón en cicatrices

            El jugo de limón contiene ácido cítrico, un tipo de alfa hidroxiácido muy usado en algunos productos para promover la exfoliación y la eliminación de las células muertas de la piel. No obstante, por el momento no existen estudios científicos que utilicen ácido cítrico para la híperpigmentación post inflamatoria.

            - Recomendaciones para utilizar el jugo de limón en la piel

            En caso de que una persona decida utilizar el limón fresco como tratamiento facial, los expertos aconsejan empezar con aplicaciones una vez al día. Algo importante es que no se debe utilizar si se va a exponer al sol, teniendo en cuenta que puede
            aumentar el riesgo de quemaduras solares y generar otros efectos secundarios.

            Por lo tanto, si una persona decide utilizar el zumo de limón en la cara, también es aconsejable que lo trate como cualquier otro producto de cuidado de la piel.

            Algunos otros tips:

            - Evite dejar el zumo de limón en la cara durante la noche.

            - Exprima una pequeña cantidad de zumo de limón en un bastoncillo de algodón y presione suavemente sobre la piel.

            - Siempre hacer una prueba de parche lejos de la cara, para asegurarse de que no tendrá una reacción al zumo de limón.

            - Espere a que el zumo se seque antes de aplicar otro tratamiento para la piel.

            Vale destacar que el limón es uno de las frutas más beneficiosas para la salud debido a su alto contenido en antioxidantes. Según Medical News Today, “los antioxidantes reducen el riesgo de muchas condiciones médicas, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y cáncer
            ; esto lo hacen al eliminar los radicales libres, que son compuestos dañinos y causantes de enfermedades en el cuerpo creados por el estrés oxidativo’'.

            Igual que pasa con otras frutas cítricas, incluidas las naranjas, limas y toronjas, los limones son ricos en flavonoides y estos compuestos aportan para combatir enfermedades y mejorar la salud. Sin embargo, según el medio, es una fruta sin igual debido a su gran aporte nutricional.

            Comentario

            • #7
              Originalmente publicado por Danila Ver Mensaje
              Deshidratación, quemaduras, manchas, arrugas o acné son algunas de las posibles consecuencias que acarrea la exposición al sol. Un combo de novedosos cosméticos, alimentación adecuada y pequeños trucos, te dejarán la piel como nueva. Los rayos de sol nos aportan un buen chute de energía, ayudan a sintetizar la vitamina D y reducen el estrés, pero en exceso pueden acarrear serias consecuencias. Del mismo modo que preparas tu piel con protectores solares seguros antes de tomar el sol, después de la exposición también debes prestarle mucha atención. Toma nota de todo lo que debes hacer.

              Hidrata continuamente

              La hidratación de la piel es clave para repararla y evitar que se pele. Para ello es importante usar siempre un buen aftersun durante los días de exposición solar y una buena crema (o aceite) hidratante el resto de las vacaciones. ¿Cuáles van bien? Las que contienen aloe vera, aceite de rosa mosqueta, urea, ácido hialurónico, coenzima Q10...

              Exfolia con cuidado

              El sol afecta a nuestra piel de la siguiente manera: la adelgaza, la irrita y la hace más sensible y seca. Así que la exfoliación inmediata tras la exposición solar solo aportaría más daño. Mejor deja que pasen un par de días y cuando notes que tu piel está totalmente recuperada exfolia, pero siempre por la noche y utilizando productos suaves que no la sensibilicen más. En cuanto a las duchas, utiliza un gel o un aceite limpiador que sin sulfatos. Extiéndelo con la mano (el roce de la esponja puede irritar más) y aclara con agua fresca.

              ¿La limpieza? Exhaustiva

              Al tradicional ritual de la ducha nada más subir de la playa o la piscina hay que añadir un paso fundamental: la limpieza de la piel del rostro, para eliminar restos de cremas solares, salitre y cloro. La mejor manera de hacerlo es con un agua micelar ya que, además de realizar una función calmante, ayuda a limpiar la piel de una forma suave.
              protector solar demasiado y super cierto lo de las esfoliaciones con mucho cuidado cuando uno se ha quemado la piel despues de un paseo o de mucho sol
              erotic by sweet


              Tienda virtual de juguetes sexuales
              Ubicados en Bogotá
              Productos originales garantizados.
              Pregunta aquí al DM
              WhatsApp: 3017955223
              Comentario

              • #8
                Originalmente publicado por Danila Ver Mensaje
                Deshidratación, quemaduras, manchas, arrugas o acné son algunas de las posibles consecuencias que acarrea la exposición al sol. Un combo de novedosos cosméticos, alimentación adecuada y pequeños trucos, te dejarán la piel como nueva. Los rayos de sol nos aportan un buen chute de energía, ayudan a sintetizar la vitamina D y reducen el estrés, pero en exceso pueden acarrear serias consecuencias. Del mismo modo que preparas tu piel con protectores solares seguros antes de tomar el sol, después de la exposición también debes prestarle mucha atención. Toma nota de todo lo que debes hacer.

                Hidrata continuamente

                La hidratación de la piel es clave para repararla y evitar que se pele. Para ello es importante usar siempre un buen aftersun durante los días de exposición solar y una buena crema (o aceite) hidratante el resto de las vacaciones. ¿Cuáles van bien? Las que contienen aloe vera, aceite de rosa mosqueta, urea, ácido hialurónico, coenzima Q10...

                Exfolia con cuidado

                El sol afecta a nuestra piel de la siguiente manera: la adelgaza, la irrita y la hace más sensible y seca. Así que la exfoliación inmediata tras la exposición solar solo aportaría más daño. Mejor deja que pasen un par de días y cuando notes que tu piel está totalmente recuperada exfolia, pero siempre por la noche y utilizando productos suaves que no la sensibilicen más. En cuanto a las duchas, utiliza un gel o un aceite limpiador que sin sulfatos. Extiéndelo con la mano (el roce de la esponja puede irritar más) y aclara con agua fresca.

                ¿La limpieza? Exhaustiva

                Al tradicional ritual de la ducha nada más subir de la playa o la piscina hay que añadir un paso fundamental: la limpieza de la piel del rostro, para eliminar restos de cremas solares, salitre y cloro. La mejor manera de hacerlo es con un agua micelar ya que, además de realizar una función calmante, ayuda a limpiar la piel de una forma suave.
                me encantaron las recomendaciones , para mi el protector solar es fundamental
                Comentario

                • #9
                  1. Limpia tu rostro. ...
                  2. Date una ducha corta con agua fresca. ...
                  3. Aplícate aftersun. ...
                  4. Bebe agua. ...
                  5. Aloe Vera. ...
                  6. Baño de avena. ...
                  7. Hidratación con urea. ...
                  8. Evita la exfoliación.
                  Comentario
                  Trabajando...
                  X
                  Exit